Mini Swap navideño

Para estas fechas que se acercan, tan bonitas para algunos, con luces, regalos y dulces hipercalóricos, Gemma organizó un mini swap (intercambio) entre much@s loc@s del craft y del amigurumi. (Currazo porque somos muchísimos)

Para ser sincera, me apetecía un montón apuntarme porque iba a ser mi primer intercambio y porque los regalos sorpresa me trasladan a la infancia más profunda. Pero mi miedo era que me pillara el toro, principalmente porque estoy intentando ganchillear regalos para todos los míos, o casi todos (no tengo tiempo). Pero me apunté, por supuesto.

Y ayer me llegó mi sorpresa. Mi soprendedora (Marta de Tricotoseando) me estuvo picando de una forma divertida (vía Instagram) y cada vez aumentaba mi curiosidad.

Image

Es bonito, ¿verdad? Marta es una artistaza y además de el reno, el paquete traía esas  galletas  alemanas (punto a favor) por la escapada que hice hace unos meses a Berlín. No sé ustedes, pero yo me he enamorado de mi reno, y da igual que sea Navidad o no, tiene un sitio fijo en mi escritorio.

Sobre lo que estoy haciendo yo para mi sorprendida, aún queda. Sigo trabajando como una loca, y cada día se me van ocurriendo más cosas que incluir en su paquete (no tengo remedio). Eso sí, compré una cajita de bombones para mi sorprendida, y en casa no paramos de coger algunos jajaja

PD: No me había dado cuenta de lo mucho que ha pasado desde la última entrada T_T

Holaquetal

Holaquetal,

reconozco que no estoy siendo nada constante con el blog y la verdad es que me encantaría escribir más pero tengo mis excusas.

Con estas fechas pseudo navideñas estoy que no paro, entre las prácticas de la carrera, trabajo por campaña de navidad, cursos varios, etc…Y cuando paro, lo que hago es dormir cual marmota de lo agotada que estoy. Lo que al final acaba siendo peor, porque luego no duermo por la noche y sigo arrastrando mi cansancio y mis pies destrozados (está claro que me tengo que acostumbrar a trabajar tantas horas de pie),

Y en diciembre es mi cumpleaños (24 OMG) y unas navidades que me están estresando. Si se preguntan el por qué de mi estrés navideño (si es que soy una estresada siempre, y nunca cambiaré), es porque cuando tengo alguna fecha señalada para regalar, no se me ocurre nada. Se me ocurre durante el resto del año porque me gusta regalar a las personas que más me importan sin razón aparente.

Ahí están mis excusas y mis rayadas mentales. Tonterías, puede, pero es todo por el cansancio acumulado y las fiestas.

Así que, si tienen alguna recomendación o sugerencia de actualización la aceptaré gustosamente (pero me reservo el derecho de admisión jaja) Bueno, hoy no se puede quejar nadie, dos posts en un día. Estoy que lo peto xD.