Moralidad

Es a través de la comisión de delitos como se aprende la auténtica moral. Comete todos los crímenes, familiarízate con todos los pecados, practícalos alternativamente (solamente existen dos o tres mil en total), tómatelo en serio, comete dos o tres cada día, y poco a poco estarás a prueba de ellos. Cuando hayas terminado, estarás a prueba contra todos los pecados y serás moralmente perfecto. Te habrás vacunado contra cualquier forma de delito. Es la única forma posible.

Discurso sobre como ser moralmente perfecto    (Mark Twain)

Esta reflexión me recuerda a lo que nos decía un profesor que tuve sobre psicología forense y criminología. Quizá no estoy de acuerdo del todo pero sí creo que todos tenemos un oscuro pasajero (a lo Dexter) y a veces hay que explorarlo con mucho cuidado, porque no somos ni tan buenos ni tan malos, sino las dos cosas.

Anuncios