Desastres culinarios

Les voy a contar un secreto, y es que desde que me regalaron una máquina para hacer cupcakes o mejor dicho mini cupcakes no paro de hacer y de inventar y probar cosas nuevas. Pero claro, esto no siempre sale bien.

Primero probé con algunas de un libro que me regalaron de 200 recetas de cupcakes, y todo iba como la seda. Pero la veda se abrió cuando usé alguna receta del libro de Hummingbird Bakery y solo me salió una plasta.

A partir de eso sólo han salido bien y bastante ricas unas magdalenas que hice de plátano así a lo loco. Además de unas de preparado que es imposible hacerlas mal. Pero creo que debo aprender a que para hacer mini magdalenas no puedo usar polvos de estos que se disuelven en leche o agua. Así hice unas de cacao, con nesquik y fue un desastre, pero comestibles. Luego otras con unos polvos de vainilla de batido, sabían a gloria, pero seguro que hubieran quedado mejor como galletas. Y es que lo que salió no tenía ni forma, pero estaba tan bueno que nos comimos las migas. Finalmente las de esta semana fueron un desastre total y la peor pinta de todas. No hagan magdalenas con café instantáneo de café vienés.

A lo mejor es que esto es una regla de cocina o algo así y que yo sólo hago estas cosas hace poco. Pero no lo entiendo, porque yo antes seguía una receta de magdalenas de café con leche (llevaban café instantáneo) y salían buenísimas.

Solo espero que la próxima horneada salga bien, y tengo que probar una receta de cupcakes de zanahoria o de calabaza.

Y para finalizar enseño mi última adquisición relacionada con todo esto, y es que es tan mono y tan barato.

Probando Brillante Sabroz

Voy a compartir mi opinión sobre el arroz Brillante Sabroz que gracias a Trnd he tenido la oportunidad de probar.

Como siempre voy a ser sincera, y con este producto especialmente. Vale que yo no soy una gran cocinera en lo que a arroz se refiere, y gracias a tener la oportunidad este Brillante Sabroz he probado con platos nuevos que nunca me había atrevido a hacer.

Antes que nada, contar un poquito sobre este arroz:

ImagenDespués de años de investigación, Brillante ha logrado una variedad exclusiva de grano redondo que no se pasa. Este logro se consigue con un proceso totalmente natural en el que, con ayuda de agua a presión, las vitaminas y minerales de las capas externas del arroz (el salvado) son absorbidas por el grano. Así se consigue que el arroz no se pase. Por eso Brillante Sabroz reúne las ventajas del grano redondo y de Brillante.

Lo mejor de un redondo: granos sueltos y enteros, consiguiendo una textura perfecta; absorbe el caldo y el sabor de los alimentos extraordinariamente bien.

Lo mejor de Brillante: permite mayor libertad de elaboración; no se pasa ni se pega, se queda en su punto; se puede preparar con antelación y comerlo pasados unos minutos; se puede conservar en la nevera y se mantiene rico y sabroso, como recién hecho.

Y después de todo esto viene mi opinión. En general no es ni mejor ni peor que cualquier otro arroz.

La gran pega, tiene muchísimo almidón y sí que se pasa y se pega, como todos. Por lo del almidón no me gustó nada para hacer arroz blanco. Además, hicimos en casa una prueba de hacerlo con arrocera y nada más empezar a cocinarse se pegó. A algunos no les importará mucho pero estoy rodeada de cocinerillos que odian que esto ocurra, e incluso sus trucos de cocina contra el almidón no funcionaron.

Imagen

Lo bueno, me parece aceptable para hacer arroz caldoso, paella o cualquier otro arroz en el que usen caldos o similares. Esto lo digo porque absorbe un poco más que cualquier arroz que haya probado y eso hace que el sabor que queda en el plato final es muy bueno.

Así que, en conclusión es que casi que llega al aprobado por los pelos y de hecho creo que en mi inexperiencia de hacer platos de arroz ha hecho que me parezca incluso mejor de lo que es. Esto viene a lo que decía antes de los cocinerillos. De hecho a la gente con la que lo he probado, los que solo comen y no ven detrás les gusta pero a los que han cocinado con Brillante Sabroz no les gusta.

Pues ahí va mi “review” y otra vez gracias a Trnd por haberme dado la oportunidad de probar Brillante Sabroz.