Catorce

Tras unas pocas horas de que empezara este nuevo año, vengo para felicitarlo y esas cosas que se dicen. Además de felicitar lo que quedan de estas fiestas aunque llegue un poco tarde.

Sobre el resumen de este año que acabamos de dejar atrás, creo que ha sido bueno. Puedo decir, y sin dudarlo, que ha sido un año lleno de cosas positivas, cosas que me han hecho crecer personal y profesionalmente, llena de personitas importantes. Unas llevan tiempo demostrando lo que valen y otras han venido recientemente y parece que para quedarse. Por supuesto, han ocurrido otras cosas que me han afectado mucho, quizá no negativamente, aunque sean situaciones negativas. Pero la conclusión de todo es que tengo preocuparme más por el presente y dejar que que todo fluya.

Si tengo que ponerme a pensar en los propósitos para este 2014, no valen la pena hacerlos. Al menos para mí, porque al final cumples uno o dos  (si te lo tomas en serio) y siempre coinciden en que son los mismos año tras año. Y para qué engañarnos, es un día más que pasa y sigues sintiéndote de la misma forma. Como cuando cumples la mayoría de edad y no paran de preguntarte cómo te sientes.

Por esto, sobre los propósitos, simplemente marquémonos metas a corto plazo, realistas y, lo más importante, que sean cosas que realmente quieras conseguir. No unas metas que como no se consiguen acaban frustrando. Porque siempre son las mismas cosas: comer mejor, hacer deporte, ser constante con x cosa, blablabla. Pues yo hoy ya habría incumplido esos propósitos.

Por supuesto que no niego que hay cosas que simplemente quiero hacer, me gustaría que fueran a corto plazo, pero quizá las cosas se tuerzan (o no) y por cualquier circunstancia se tengan que aplazar.

Bueno, a lo mejor todas estas reflexiones solo aburren y nadie está de acuerdo conmigo pero sólo espero una cosa del 2014: que me trate bien a mí y a todos los que quiero.

 

la foto

3 pensamientos en “Catorce

  1. Pues lo más importante es que sean metas y propósitos realistas, es decir, que sepamos que hay posibilidades de cumplirlos (aunque soñar está muy bien). Por ejemplo, yo no pensaría nunca en apuntarme a un gimnasio, así que para qué me lo iba a proponer???

    Espero que este año te traiga mucha felicidad, porque te lo mereces. Eres de las personas más buenas y dulces que conozco y espero que éste sea tu año!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s