Carnaval, te quiero

Bueno, ya sé que ya se acabó el Carnaval pero quería enseñar algo. Y es que Esther de L’Atelier de l’Obi propuso hacer una rúa carnavalesca y que las locas de los Sonny Angels disfrazáramos a los nuestros. Por supuesto, yo me apunté que ya que que yo no me disfrazo, los disfrazo a ellos.

En el blog de Esther pueden ver todos los disfraces de las que participamos hechos a ganchillo, fieltro y papel.

Yo a los míos los disfracé de una hawaiana y de “superhéroes” aunque todo el mundo dicen que son ladrones ;)

Carnaval Sonny Angel

Por cierto, a petición voy a subir el “patrón” de cómo lo hice. Aunque es la primera vez que no sigo patrón y siempre se puede mejorar.

Así que hoy pongo las instrucciones para hacer los antifaces:

Con una aguja de 3,5 mm se hacen 37 cad y en la siguiente vuelta, 1 cad, 1 pb en la segunda cad desde la aguja, 14 pb, 3 cad, saltar 3 puntos, 1 pa, otras 3 cad, saltar 3 puntos, y 15 pb. Y tienes un antifaz muy resultón.

Próximamente pondré el patrón para la hawaiiana que me trajo por el camino de la amargura.

Los libros del 2013

Todos los años al hacer recuento de los libros que he leído durante el año, SIEMPRE tengo la sensación de que podría haber leído más. Y es que, aunque muchas veces cuando lo comento me tilden de loca, friki o lo que sea, leer es muy importante para mí. Lo necesito, necesito esa escapada de la realidad. Mi madre hace unos años me decía que era una droga, pero que al menos era educativo.

Este último año he leído 22 libros, contando como libro algunos relatos. Están ordenados por orden cronológico y no por valoración. Aquí va la lista:

1. Una mochila para el universo – Elsa Punset -> Un libro que desde un lenguaje sencillo explica cosas del mundo de la psicología muy básicas, tipo expresión facial, emociones, etc. Lo que más me gustó fue que incluye experimentos explicados y cómo encontrar referencias de vídeos de ellos en algunos casos.

2. La casa del torreón – Isabel del Río -> Si soy sincera, ni me acuerdo de este libro y con eso se dice todo xD

3. El experimento – Sebastian Fitzek -> Típico thriller psicológico que te tiene en tensión hasta el final. Muy bueno.

4. El descubrimiento de las brujas – Deborah Harkness -> Brujas, vampiros, daimones y un manuscrito alquímico. Me gustó mucho y de hecho ahora estoy leyendo su continuación. Lo malo es que es de esos libros larguísimos que piensas en dejar de lado durante un tiempo.

5. Perdiendo la cabeza – Charlaine Harris -> Uno de los libros de la saga Aurora Teagarden. No puedo decir mucho sino que a mí me enganchan, pero para qué engañarnos, solo son entretenidos. No hay más.

6. Tokio Blues – Haruki Murakami -> Ay Murakami. Tenía ese libro en la estantería desde hace años pero con tanto movimiento en los últimos años aún no lo había leído. Me encanta la manera de escribir de Murakami, cuando lo lees evocas muchas emociones, pero este libro me parece triste. No me causó tan buena impresión como otros he leído pero es un gran libro.

7. Las ventajas de ser un marginado – Stephen Chbosky -> Lo considero uno de mis libros favoritos del 2013. Es una “novela adolescente” pero para nada con el cariz tonto que suelen tener, sino todo lo contrario. Me enganchó desde el principio y cuando terminó tuve que leer el final varias veces.

8. Una pasión vintage – Isabel Wolff -> Es el típico libro de descanso. Esos fáciles de leer, sin mucho qué pensar, de los que parece que estas viendo una peli.

9. El cuervo – Edgar Allan Poe -> Vale, son relatos pero qué relatos. Si es que Poe me puede.

10. Gato negro – Edgar Allan Poe

11. Hop-Frog – Edgar Allan Poe

12. Fahrenheit 451 – Ray Bradbury -> Es un clásico que nunca había leído y por sus comparaciones con Un mundo feliz me hice demasiadas ilusiones, y eso no es bueno. Gran libro, gran temática pero esperaba más.

13. De tal muerto, tal astilla – Charlaine Harris -> Otro de la saga Aurora Teagarden.

14. La hora de la verdad – Glenn Cooper -> Me lo dieron gratis con no sé qué cosa y NO me gustó.

15. Los capullos no regalan flores – Raquel Córcoles -> Es un cómic pero también se lee en ellos xD Muy divertido e ilustrativo del panorama actual.

16. La verdad sobre el caso Harry Quebert – Joel Dicker -> Este es EL libro. Me enganchó desde el primer momento. Es una novela negra de crímenes, pero esta vez el protagonista es un escritor junto con el que mientras vas leyendo, descubres e investigas el caso. De esos que da pena y rabia que lleguen a la última página.

17. Helen no puede dormir – Marian Keyes -> Tengo un cariño especial a esta autora. Fue con quien descubrí el “chic lit” y si sale un libro de ella, lo tengo que leer. Quizá no es el mejor pero ha estado bien saber sobre Helen, la hermana pequeña de las Walsh.

18. Las perfecciones provisionales – Gianrico Carofiglio -> Otra novela negra que pasa de largo como si nada. Lo terminé por cabezonería porque no me gustó desde el principio.

19. La cena – Herman Koch -> ¿Encubrirías a alguien de tu familia sabiendo que ha cometido un delito? Un libro sorprendente.

20. La mujer que vivió un año en la cama – Sue Townsend -> La gran decepción. Todo está bien, lectura fluida, interesante hasta el final. Un final abrupto que no dice nada. Aún no sé por qué la mujer se quedó un año metida en la cama.

21. El beso más pequeño – Mathias Malzieu -> Otro autor al que le tengo cariño. El mismo estilo de siempre que tanto cautiva, pero para mí es el más flojo de todos.

22. La cúpula – Stephen King -> Comencé a leer el libro por la serie. ERROR. No se parece en nada, solo en que de repente hay una cúpula en la ciudad. Me gustó mucho y como siempre algunas descripciones de imágenes poco agradables se te quedan grabadas a fuego. Pero es de esos libros larguísimos de los que esperar un final apoteósico y a mí me dejó un poco chafada.

Como ya he dicho, este año espero leer unos cuantos más. De hecho ya voy por el tercero/cuarto (leo varios libros a la vez).

books460

Catorce

Tras unas pocas horas de que empezara este nuevo año, vengo para felicitarlo y esas cosas que se dicen. Además de felicitar lo que quedan de estas fiestas aunque llegue un poco tarde.

Sobre el resumen de este año que acabamos de dejar atrás, creo que ha sido bueno. Puedo decir, y sin dudarlo, que ha sido un año lleno de cosas positivas, cosas que me han hecho crecer personal y profesionalmente, llena de personitas importantes. Unas llevan tiempo demostrando lo que valen y otras han venido recientemente y parece que para quedarse. Por supuesto, han ocurrido otras cosas que me han afectado mucho, quizá no negativamente, aunque sean situaciones negativas. Pero la conclusión de todo es que tengo preocuparme más por el presente y dejar que que todo fluya.

Si tengo que ponerme a pensar en los propósitos para este 2014, no valen la pena hacerlos. Al menos para mí, porque al final cumples uno o dos  (si te lo tomas en serio) y siempre coinciden en que son los mismos año tras año. Y para qué engañarnos, es un día más que pasa y sigues sintiéndote de la misma forma. Como cuando cumples la mayoría de edad y no paran de preguntarte cómo te sientes.

Por esto, sobre los propósitos, simplemente marquémonos metas a corto plazo, realistas y, lo más importante, que sean cosas que realmente quieras conseguir. No unas metas que como no se consiguen acaban frustrando. Porque siempre son las mismas cosas: comer mejor, hacer deporte, ser constante con x cosa, blablabla. Pues yo hoy ya habría incumplido esos propósitos.

Por supuesto que no niego que hay cosas que simplemente quiero hacer, me gustaría que fueran a corto plazo, pero quizá las cosas se tuerzan (o no) y por cualquier circunstancia se tengan que aplazar.

Bueno, a lo mejor todas estas reflexiones solo aburren y nadie está de acuerdo conmigo pero sólo espero una cosa del 2014: que me trate bien a mí y a todos los que quiero.

 

la foto